jueves, 7 de julio de 2011

Zorba El Griego: Alexis Zorba

video


"Zorba el griego" es una película de 1964, escrita, producida, dirigida y montada por Michael Cacoyannis. Protagonizada por Anthony Quinn, Alan Bates, Irene Papas y Lila Kedrova en los papeles principales. Basada en la novela Alexis Zorba de Nikos Kazantzakis.
Galardonada con tres Premios Óscar en 1965, en las categorías de: mejor actriz secundaria (Lila Kedrova), mejor fotografía (Walter Lassally), y mejor dirección artística (Vassilis Photopoulos)- Wikipedia-.
Creo que fui de las últimas del planeta en ver a Alexis Zorba interpretado genialmente por Anthony Quinn, la vi por ahí por el 67, en el Rialto, y creo que fue la única vez que fui a ese cine de Viña del Mar. En fin. Zorba me impresionó, todo me impresionó, la historia, las actuaciones, la dirección, la música, el baile, el pueblo y su mentalidad. La viuda, la Bubulina, prostitua vieja ya del pueblo que se sostenía con sus recuerdos y ensoñaciones del pasado, viviendo medianamente bien en ese pueblito perdido no sólo del glamour y sofisticación que a ella fascinaba, sino de la cultura y cualquier modernidad. El pueblo era un sólo personaje, egoista, básico y con unas costumbres arcaicas con las que se agarraban a un existencia chata, especialmente las mujeres.
Zorba, llega de casualidad a ese pueblo, siguiendo a Basil, el inglés culto y moldeado en un sinfín de normas y convencionalismos éticos que lo hacía un dechado de aburrimiento y pusilanimidad. Como Alexis Zorba era un ser libre hasta la irresponsabilidad, sin compromisos, con un saber de la vida más sensorial que intelectual, buscó a Basil como patrón para tener sustento mientras durara. Porque a Zorba no lo ataba nadie ni nada. Vivía la vida al minuto y la enfrentaba en plan más animado que pensante y todo, a concho. Basil, su boss, era lo opuesto. Un hombre culto, honesto y de principios humanos más “amordazados”, pero que lo hacían una buena persona, solamente cobarde ante la vida y sobre todo: fome. Gracias a Zorba la empieza a ver y a vivir de manera menos insulsa.
Me pareció ver en los personajes esa dualidad que somos todos los que hemos pasado por la formación de la sociedad. Con un Zorba y un Basil dentro, pero donde el Basil sofoca al Zorba que le encantaría salir y que muy rara vez le permitimos una escapada al aire.
Muy buen trabajo del director Cacoyannis, y excepcioonal la actuación de todos los personajes. El Oscar secundario a Lila Kedrova fue muy merecido. La mujer bordó su papel de Madame Hortense.
El video de la escena final de la película, imperdible.


2 comentarios:

  1. Una gran pelicula, donde la muerte forma parte de la vida, donde el dolor y la alegria, son las sustancias del alma humana.El mundo de luces y sombras en que vivimos es al unisono el diario vivir..fisico y psiquico..gozamos lo malo riendonos al final..es una pelicula perfecta,elegante, con dialogos exquisitos, me encanto.
    Zorba es el loco que todos quisieramos ser en algun momento, libre e irresponsable, sin ataduras, nomade y de buen corazon..el que puede ensenarte a bailar..y contagiarte con su energia pero que no podrias siempre hacer eso..pero el baile siempre podras ser ese Zorba..

    ResponderEliminar
  2. Qué maravillosa película y qué estupendas interpretaciones! Anthony Quinn borda un personaje lleno de vida, intensidad, pureza esencial y humor, y Alan Bates es la contraparte perfecta con su toque de rigidez y escepticismo suficiente para finalmente romperse ante la magia de Zorba... Incluso en los personajes secundarios se encuentra esa necesaria ternura, fragilidad y pasión que nos equilibren el alma de las locuras de Zorba y la tensión expectante de su "jefe"... Disfruté mucho esta película llena de fuerza interior y de musicalidad... :-)

    ResponderEliminar